jueves, 15 de septiembre de 2011

:.Prometeo.:


Cuando descubrí tu volcánico amor, querida,
quedé encadenado a tus embrujos,
hechizado, idiotizado, estupidizado...
Descubrí lo mucho que puede aguantar alguien el dolor,
lo mucho que puede esperar y esperar (estérilmente)
cada noche cada día cada maldita noche
pero más importante, amor mío...
¡Aprendí a desamar lo amado!
Y que se puede sobrevivir, aunque sea a gatas,
y de pronto contar el cuento.
Mirar hacia atras, amor mío,
me recuerda quién fuí, quién soy...
¡Y quién eres!
PD: [Te amo tanto como te odio, amada estúpida, .|. ]