viernes, 7 de enero de 2011

..::Los Murales de SecreSalud::..

Las drogas destruyen tu vida. Si entras, no sales -- en la cra 21 con cll 10 en YopalEstos son los murales que la Secretaría de Salud, a través del convenio interadministrativo 889 del 2009 con Red Salud, apoyó dentro de las estrategias de reducción del consumo de sustancias psicoactivas en los jóvenes, destinando a ese convenio $1.454 millones.

Música y deporte para utilizar el tiempo libre -- detrás de la Alcaldía y al lado de la Policía en Yopal

Red Salud a su vez seleccionó como operador a la "Fundación Seres", a quienes les encargaron la parte de la conformación de redes juveniles en Casanare, destinandoles $960 millones. Dentro de las actividades que incluían cine al parque y apoyo a grupos juveniles, incluyeron una propuesta para hacer murales que involucraran en su ejecución a los jóvenes atendidos.

Universo sin drogas -- sobre la cra 24 con cll 18 en Yopal
La motivación original de esos talleres para los murales, presentada en 2008 a la Secretaría de Educación de Yopal por Altayre y Bastardilla, era generar dinámicas de apropiación de expresiones urbanas independientes por medio de talleres de murales, engrudo, fanzines y esténcil, contando con talleristas de sobrada experiencia e idoneidad artística e intervenciones urbanas independientes, de tal modo que los chicos/as continuaran después de los talleres rayando y apropiando espacios públicos y humanizandolos, al mismo tiempo que exploraran sus vocaciones y aptitudes artísticas.

Paz sin drogas -- en el parque central de Paz de AriporoAl final quedaron estos murales pero no se generó el impacto comunitario deseado. Los murales fueron realizados con compresores, lo cual dificulta el aprehendizaje de las técnicas, es decir, si me quiero dedicar a ello, ¿A cuánto me sale el compresor y la pintura?

Lástima que la bonita idea inicial se convirtiera al final en una excusa para mostrar coberturas en cuanto a atención del preocupante aumento de consumo de SPA en Casanare y para generar ganancias económicas a unos pocos, lo cual no es malo, pero que no redundan en beneficios comunitarios como ganancia de capital social, de apoyo de talentos, de mostrar opciones útiles de uso del tiempo libre a los jóvenes, en fin.

Prefiero callar en cuanto a la calidad artística de estos murales (fueron muchos más, pero estos los ponché en Yopal y en Paz de Ariporo), y más bien que cada quien saque sus conclusiones.

No hay comentarios.: